Trasacar lleva a la mesa de los mejores restaurantes del territorio nacional, el mejor bacalao desalado en su óptimo punto de sal.

Origen

Nuestro bacalao se pesca cerca de las costas de Islandia y pertenece a la variedad, que recibe el nombre en latín «Gadus Morhua». Esta variedad es una de las 60 especies de una familia de peces migratorios que habita en mares fríos del océano Atlántico norte como el mar de Barents.

Auténtico Gadus Morhua

Presenta un gusto y una textura laminar propias del auténtico bacalao de los mares del norte. En Trasacar solamente adquirimos la «clase A» que significa que los ejemplares capturados no tienen ningún deterioro físico en su carne ni en su piel que haya sido provocado por la pesca o en su posterior periodo de manipulación y solamente procesamos bacalaos en fresco que jamás se congelan.

Pesca sostenible

En Islandia la pesca es uno de los pilares fundamentales de su economía y por ello practican una pesca responsable en sus caladeros, dónde la limitación de las capturas es fundamental en su sistema de gestión de pesca, también cobra vital importancia el interés que muestra su gobierno por la protección del ecosistema marino. Existe un sistema anual de autolimitación de capturas para que el exceso de pesca no produzca un agotamiento de las especies marinas. El total de capturas es fijado por el ministerio de pesca y agricultura basándose en un dictamen científico del instituto de investigación marina. A cada barco le asignan una parte de la cuota total. El objetivo principal del gobierno es garantizar la sostenibilidad de los recursos marinos para el bien común de toda la comunidad Islandesa.

Tratamiento de secado

Los bacalaos van en busca de sus lugares de desove cerca de las costas donde son capturados. En el barco se va procesando el bacalao, se eviscera, se desangra y se mantiene con hielo para que esté lo más fresco posible hasta llegar a puerto.

Una vez en el puerto se van clasificando los ejemplares atendiendo a su tamaño y a su calidad, después se despieza y comienza el proceso de presalado que consiste en inyectar una solución de sal y sumergirlo en una salmuera suave para homogeneizar el salado terminando éste proceso aplicando sal gorda sobre el bacalao durante al menos 6 semanas. Este tratamiento en concreto de salar el bacalao recibe el nombre de «media curación» o «bacalao verde».

Proceso de desalado

Una vez que recibimos el bacalao en nuestras instalaciones lo sometemos a un proceso de desalado para poder consumirlo, que consiste en ponerlo a remojo en agua sin cal y a 4 grados de temperatura durante 3 o 4 días, en función del espesor, realizando cambios de agua de 8 horas de duración, después lo tenemos recudiendo unas 4 horas para que termine de soltar el agua y por último lo envasamos en una bandeja donde inyectamos una mezcla de gases inertes que contienen dióxido de carbono y nitrógeno que permiten mantener perfectamente fresco el bacalao durante 21 días.

Nutrición del bacalao

El bacalao es bajo en grasas con bajo índice de azúcar y es rico en proteínas de alto valor biológico que son fácilmente asimilables por nuestro organismo. Contiene gran número de vitaminas B1, B2, B6 y B9, todas ellas poseen importantes funciones que permiten el aprovechamiento de los nutrientes éticos, también está dotado de
minerales tan importantes como el potasio, calcio y flúor, todos ellos muy beneficiosos para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

**** Producto congelado
*** Producto fresco
** Envasado en gas inerte